16 enero 2006

HAIR

Estarán de acuerdo conmigo en que las mejores películas, programas y series de la televisión (execpto el teletienda, claro) los suelen poner a partir de la hora bruja, incluso ya de madrugada (siempre me lo dice Ana). Series míticas, clásicas, películas antiguas, programas de cine y divulgación cultural apasionantes. Anoche tuve la ocasión de corroborarlo con una película, una opera rock. Se trata de Hair. La verdad es que esa fue una de las bandas sonoras de mi adolescencia de instituto. Ya se que no pega nada y que pudiera parecer trasnochada para la época que me tocó vivir pero así fue. Nos juntamos una pandilla de idealistas, nos gustaba la música de los Doors, Los Beatles, Beach Boys, ELO y demás de los años 60 y 70. Bebimos de todas las fuentes musicales de esa época y de todas las fuentes literarias y doctrinarias que podíamos. Y la verdad, es que nos gustó ese vinilo que tenía por portada un enorme pelucón. Nos reuníamos en un bar y llevábamos nuestro disco, lo ponían. Lo poníamos en reuniones de amigos y ahora se lo turnan dos amigos para tenerlo cada cierto tiempo. Iban desgranándose los temas, con ese sonido "sucio" y entrañable de la aguja del tocadiscos sobre el disco.
Anoche al ver la película de aquellos hippies, intentando cambiar el mundo, reir, llorar, tener problemas y superarlos a base de imaginación, me sonrío recordando nuestras reuniones para discutir, nuestras largas tardes de cafés, nuestro viaje de estudios a Londrés y aquellos años en los que se forjó si no toda, sí una parte importante de nuestra personalidad. Quizás en el fondo no hemos cambiado tanto, y seguimos intentando poner nuestro granito de arena.
Por si acaso, Paz.

6 comentarios:

Mónica dijo...

Ciao Max,

Pues ya somos dos, aunque intuyo que soy más mayor que tú (me siento como un loro en este momento) tampoco era mi época pero no sé que habría sido de mí y mis secuaces sin Jim Morrison que parecía salvarnos de los malos y de esa era a la que llegué un poco tarde, pero cuya filosofía nos impregnó a muchos.

Un beso,
¿Estamos creativo eh? Casi no me da tiempo a leer tus post...

Mónica

Max Estrella dijo...

no mucho más mayor,creeme,dos años todo lo más...
En cualquier caso esa música y algún bar en el que la escuchábamos forman parte de un pedacito de materia gris en mi memoria y que viendo el otro día la película de la postal cayeron cual cascada a mi consciente
Por cierto,más que creativo lo que estoy es necesitado de escribir.Pretendo tomarlo como hábito para entrenar,vivir y respirar.
Gracias por la visita
Besos

Vic dijo...

Hola Max,
has sido invitado a escribir 5 extraños hábitos. Pasá por Ego y Alter!
Besos
Victoria

supernena dijo...

Paz. Sí.... Y muchos cafés para seguir aguantando hasta esas horas brujas y seguir disfrutando de esas joyas. Saludos.

ginevra dijo...

"...debí ser de esos tiempos es lo único que me repito día a día...Besos..."

ginevra dijo...

"...............debí.............."