20 diciembre 2006

Hasta luego, cocodrilo

Me alegro mucho de haber despertado esos sentimientos y recuerdos que dormían en la pana de otros años. Me recordó los años universitarios, me dijiste, cuando delante de un café arreglábamos el mundo, en ese café-librería de lance del que te he hablado en alguna otra ocasión. Yo tuve la misma sensación. Y allí estábamos otra vez, con la misma gente, más joven, unos años atrás, en un interminable soñar, envueltos en una densa nube de humo de fumadas sustancias y, de fondo, una guitarra y un concierto improvisado, justo en el lugar en que años atrás nos sentábamos en los "pufs" hasta que la madrugada inevitable nos alcanzaba. En el fondo, se trata de cambiarlo todo para que nada cambie, es un principio humano. Otra vez nos alcanzó la madrugada, furtiva de besos, y marchamos como siempre hacemos, hasta otra ocasión, ¡hasta luego, cocodrilo!...

4 comentarios:

MaryLohaan dijo...

...esos sentimientos y recuerdos que dormían en la pana de otros años... Otra vez nos alcanzó la madrugada, furtiva de besos...
Humo, recuerdos, madrugada sin besos, pana, nostalgia de años jóvenes...
¿Quién dijo hasta luego cocodrilo? ¿Ella o él?
Soy MaryLohaan, es que no sé si va a funcionar el comentario.
Saludos cordiales.

Eowin dijo...

Juventud divino tesoro.., yo creo que se es joven hasta cuando se quiera.., la unica pega es que los niñatos te miran con malos ojos.., y parece que le quitas el sitio.. sin saber que tu nunca te has marchado y es tu bar tu cafetería por deecho y propiedad.
Me encanta

Goathemala dijo...

Nos hacemos viejos. Debemos beber del caliz de la edad. No es opcional.
Y sin embargo, amigo, quedan los recuerdos si tenemos memoria y alguna cosa más para sentirnos jóvenes...
Muy bonito.

--
Saludos.

la luz tenue dijo...

Este texto me recuerda una canción que decía: "...una panda de chicos/ con un cigarro en la boca/arreglábamos el mundo/a golpes de futbolín.."