13 noviembre 2007

De reflejos


Mientras hurga con su azada en la tierra, ve el paso de las nubes, blancas y de algodón reflejadas en las aguas que cubren poco a poco sus arrozales. El tiempo ha sido bueno, las nubes, las lluvias, ahora que no son necesarias pasan de largo. Los espíritus de las montañas están siendo benévolos con su familia este año; más tarde iría al templo a rezar por ello y también por Xi, que hacía tan solo unos meses que se había ido. Las cosas no eran fáciles, pero tampoco nadie dijo que lo serían. Levanta la cerviz y con bovina resignación, resopla. La piel oscura y agrietada, tostada por el sol. Agarra de nuevo el legón y con renovada fuerza, remueve terrones y dirige el fluir del agua.
De nuevo, las nubes, blancas y de algodón rozan veloces el agua con su reflejo en busca de mejores latitudes para permanecer, que aquí y por hoy, no son necesarias.

6 comentarios:

Goathemala dijo...

Amigo, con su permiso ya le he robado la foto y la puse como fondo del escritorio.

Paladeé esta incursión en la vida ajena de un campesino vietnamita, donde las nubes son tan protagonistas como el personaje principal.

Por cierto, ya conoce usted mis vicios ¿qué cultivo es el de la imagen? ¿Arroz?

Abrazos.

Max Estrella dijo...

Me alegro que le haya gustado la foto.En cuanto al texto reconozco que no está "muy allá" pero es la excusa perfecta para la fotografía.
Una de las cosas que me llamó la atención era el reflejo de las nubes en las aguas y los arrozales,su paso casi tocándolas...
Ha adivinado usted,el cultivo es arroz.Se ve por doquier en Vietnam.
un fuerte abrazo,amigo

Goathemala dijo...

Arroz...

El texto está muy bien. Me gusta mucho.

Sin duda tendremos oportunidad de ver más imágenes.

Abrazos.

Léger dijo...

Me gusta... y esto de dejar pasar: hasat ello mismo se aprende; habría que convertirse en nube también.

saludos!!

una lástima: no soy blogger; utilizo wordpress.... http://malvisto.wordpress.com/

Portorosa dijo...

También a mí me han gustado texto y fotos.

Un saludo.

Max Estrella dijo...

Me alegro que le guste el texto Leger,en cuanto tenga un ratito paso por su rincón a echar un ojo...
Estimado Sr. de Portorosa,me alegro que le guste y de sus visitas,siempre apreciadas,y digo lo mismo en cuanto tenga un ratito paso por su blog
un fuerte abrazo a los dos