25 febrero 2008

Una noche en el teatro

Fue una agradable sorpresa de cumpleaños la que el pasado sábado tuve; y es que me encanta ir al teatro. El marco uno de los mejores: la ciudad imperial de Toledo y el Teatro Rojas. La obra "Como abejas atrapadas en la miel" de Douglas Carter Beane con dirección de Esteve Ferrer. Basicamente la historia gira en torno a la primera novela de un joven escritor y a su fortuito encuentro con una afamada productora musical que le propone el trabajo de su vida, le pone la miel en los labios con una consagración en el mundo de la literatura al más alto nivel. Esa primera impresión se irá desvaneciendo poco a poco y se irá viendo el esqueleto de las relaciones, todo un mundo de falsedades, de intereses y de engaños que hay detrás, a la par que se irán desgranando y dejando en el aire todo un cúmulo de preguntas que tienen dificil respuesta: el mundillo de los arribistas, los límites de la creación, creación y mercado, para qué o quién se escribe, lo efímero como modo de vida actual, etc... (no quiero desvelar detalles) Se crean incertidumbres en el espectador, le hacen cuestionarse cosas del mundo y de su mundo en derredor, es una obra con retrogusto como acertadamente me comentó Ana después, que deja poso y se puede saborear y repensar después.
Merece la pena verla, pero sobre todo, señores, merece la pena ir al teatro, la actuación, la interpretación, la risa y el llanto en su estado más puro, la actuación en su más radical estado, otras vidas en directo. Un auténtico placer.

5 comentarios:

Goathemala dijo...

Hace años que no voy al teatro. Debiera estar penado. Cada vez abundan menos y las obras que se representan son comedias muchas veces burdas. Estaré pendiente de Como abejas atrapadas en la miel. Espero que venga por aquí.

Saludos.

Max Estrella dijo...

el teatro es una maravilla,a mi me encanta.Donde estoy por el momento lo que ocurre es que únicamente se contratan comedias absurdas y burdas,no hay ni grandes montajes ni obras comprometidas.Tenemos una política cultural oficialista,pan y circo...un ejemplo,llevamos sin ver teatro clásico años y no digamos algún montaje de Valle Inclán o Buero Vallejo...
un fuerte abrazo

MABANA dijo...

Como describes la obra, merece bien la pena disfrutarla....lástima que en mi mundo´no abundan obras de esta calidad...y mira que me gusta el teatro, pero tendría que ir mas amenudo a la capital.

Júralo que si le llego a ver anunciada ire...

Saludisimos desde aqui, pa´lla
Gracias x tu visita a mi espacio...

momo dijo...

y la dirección que te pareció?

Max Estrella dijo...

Momo:la dirección de la obra entiendo que es buena.Es la ajustada a la obra porque consigue que en la segunda parte(la verdaderamente importante)el espectador no se pierda...coge elementos del cine(flashbacks)que hacen la obra y su comprensión inteligible...me ha parecido correcta...
un fuerte abrazo
Mabana,si puedes ir a verla te gustará...de todos modos siempre es un placer ir al teatro
besos