31 octubre 2008

Americanos

El próximo martes, votamos en las elecciones más importantes de lo que va de siglo XXI. Y digo votamos porque lo que salga de las urnas en Estados Unidos nos va a afectar como siempre a todos. La única consecuencia positiva es que George W. Bush dejará el poder, sin duda el 43, ha sido el presidente más nefasto, negado y pésimo de la corta historia del estado norteño. El legado para la historia es muy "bueno": el mayor atentado (11-S) que sus múltiples servicios secretos no supieron prever, ni detectar; una incierta guerra contra el terrorismo que ahora se encuentra aparcada y de la que no tenemos información alguna, si se detienen a terroristas, si se acaba con cédulas o si se va a acabar algún día...bueno sí, sabemos que en Guantánamo hay cientos de personas, privadas de todos sus derechos sin derecho a juicio, defensa, ni atisbo de derecho civil alguno o que se le parezca; tenemos dos países más invadidos y el control de recursos petrolíferos y gasísticos (Afganistán e Irak), pero ni rastro de democracia; tenemos una crisis financiera mundial, y tienen un plan de rescate que va a lastrar la economía americana los próximos años, nacionalización de bancos y empresas en la economía más liberalizada del mundo...tenemos también una vuelta al unilateralismo internacional y una vuelta a la política de bloques y grupos, FMI, G-20, G-8, UE...Han sido los peores ocho años de la historia...
A todo eso se enfrenta el nuevo presidente americano, a la vuelta al multilateralismo para la solución de los problemas, a la radicalización de los principios en su país (con la imposición en las escuelas de la teoría del creacionismo, etc...), a una "refundación" (eso dicen) del sistema capitalista (para eso hacen falta ideas nuevas y menos intereses espúreos) y al cambio, en general, de una maquiavélica forma de hacer política en la que cualquier fin se ha antepuesto a cualquier medio (derechos civiles y humanos por delante), piensen si no en la odisea que supone hoy en día coger un avión.
No nos engañemos por aquí de todos modos, Obama es lo que en Europa sería una derecha moderada, mientras que McCain sería la extrema derecha. No va a haber muchos cambios en ese sentido, pero lo que sí parece cierto es que Obama sabemos por donde va (a mi particularmente no me sorprendería o defraudaría), mientras que McCain, todavía podría dar muchas sorpresas estando en el poder.
En fin, estaremos atentos por si saliera elegido el primer presidente negro de la historia americana y que el 44º, nos sea propicio a todos. Que ustedes "voten" bien. Good night and good luck.

5 comentarios:

Susy dijo...

Max,
yo no soy nada optimista al respecto por que aún saliendo como Presidente el hombre negro, alguien llegará que se encargue de quitarle de enmedio.
En fín, no quiero ser agorera, pero así lo veo.

Abrazos de vuelta.

Los pasos que no doy dijo...

Seamos realistas, pidamos lo imposible...

Yo estoy convencida de que va a ganar Obama. Toda la energía mundial que se está moviendo alrededor de este hombre no va a quedar en vano. Ya lo vereis.

Espero...

Eowin dijo...

Cuanta verdad tienen tus letras y esperemos que no se queden como papel mojado y podamos vivir una victoria con aperturismo a las libertades ..

Max Estrella dijo...

Yo no creo que se vayan a cargar a Obama,Susy,vamos eso espero.
Ahora queda ver cómo de atado está por la nefasta política de su predecesor,por las medidas adoptadas y si puede haber un verdadero cambio no solo en las formas sino en el fondo;un ejemplo,¿retirará las tropas de irak?, no parece probable que vaya a ser para tanto...
En cuanto a la apertura a las libertades,Eowin,y demás,parece que va a haber un cambio,pero no esperemos una avalancha hacia la ONU por ejemplo.Ya se comienza a hablar de nuevo lider mundial,quizá estemos ante un nuevo Kennedy o un Teddy Roosvelt y su nuevo deal...
El tiempo lo dirá
Besos a las tres y gracias

mia dijo...

Viví en el país los días antes de las elecciones... era de lo más intenso, y el CAMBIO suponía mucho más de lo que comentas.. mucho.. mucho más...

Y yo ahora que se hizo realidad sigo esperando todo lo que puede llegar a suponer ese cambio, y de paso espero (sé) que políticamente las cosas realmente vayan mejorando..