13 marzo 2009

Aire

Escribir requiere de la mesura que la artesanía da a las cosas. Ando sin apenas tiempo de escribir, sigo vivo pero literariamente congelado aún de invierno. Tengo ideas que voy plasmando aquí y allá en recortes de papel, post-it y notas por doquier, pero que no fraguan en nada concreto. Bueno, paciencia. El blog requiere otro ritmo y otro cuidado que trato de darle. Hoy paso solo a barrer un poco el polvo y poner la sintonía del fin de semana en los renglones torcidos de este diario. Un auténtico lujo para este sol de primavera.

5 comentarios:

Goathemala dijo...

Sus palabras y sentimientos los siento propios.

Ya tendremos tiempo y ganas.

Abrazos.

Susy dijo...

Te digo lo mismo que el amigo Goathemala. Es cosa de tiempos y momentos y yo misma, a veces lo he dejado. Aunque, a mi ver, aspirar a la perfección es cosa de pocos amigos. Y yo lo recuerdo a menudo, cuando solo entro al blog para limpiarlo un poquito.

Un abrazo querido Max.

MABANA dijo...

Eso mismo, darle y darte tiempo al tiempo...que las cosas se iran fluyendo a su ritmo...

Besisimos

Eowin dijo...

El ajetreo ritmo de la vida nos quita tiempo de lo que mas nos importa.., no se preocupe..porque lo principal es ser conciente de ello..., y asi poder parar a los hombres de grís.., pues como ya nos dijo Michel Enden.., estos entran en tu vida y te la quitan sin que te enteres.., y muchaveces es muy dificil salir de su abrazo mortal.., aprovecha la primavera, aprovecha estos primeros soles ..para quitarte esa pereza y dejar brotar de tus manos esas historías que tnato nos gustan.

Besos

XAISES dijo...

E=MC²
Besos