09 agosto 2011

1ª Conversación

Me quedo atrás, piensa, mientras escribe un sms sin ninguna abreviatura. Hemos pasado de la galaxia Gutemberg al universo emoticón. No tiene Twitter, una cuenta del feisbuk para estar algo en contacto con sus amigos porque vive fuera, pero que es de las que apenas utiliza. A veces me da la impresión de que estamos en un mundo morse, entrecortado, de puntos y rayas, de palabras cortadas por una repentina falta de cobertura...Dónde irán esas palabras, se pregunta, que se cortan, vuelan para no ser nunca más dichas. Pensaba que podrían formar parte de un archivo o una nebulosa que, a modo de cúmulo-nimbo pasase u ocupase nuestras cabezas los días poco claros. Imaginaba de vez en cuando una lluvia de palabras caídas al azar en lugares y sitios que no les correspondían y un guirigay de conversaciones extrañas conformando un mundo absurdo.


Fue entonces cuando pensó dar un paso más, retroceder un poco más, si cabe, y retomar conversaciones, palabras, cosas que debieron ser dichas y que, o bien porque lo cortaron o por algún fallo de tecnología, nunca fueron dichas.


Hablaría con el frutero para, tras darle los buenos días muy cortesmente, indicarle después la porquería de fruta que le vendía y que los últimos albaricoques se pusieron malos con solo mirarlos. Dicho. Y es que como siempre tenía la frutería llena de gente su voz se había mezclado y entrecortado siempre con los gritos de pesos, euros y otras conversaciones cortadas pero que no preocupaban a sus emisores como a él le preocupaban las suyas...


Desde entonces, y aquel primer día, sus conversaciones serían mimadas, un objeto de culto, serían completas. Así lo pensó y se prometió que haría.

4 comentarios:

Goathemala dijo...

La verdad pura aunque sea cruel. Tantas posibilidades de comunicación y tanta mojitatería y abreviatura como tenemos.

Así me gusta, cumpliendo nuestro pacto. Un Loureiro será descorchado en su honor hoy.

Abrazos.

Max Estrella dijo...

Bébalo con fruición que su disfrute es el nuestro...

RosaMaría dijo...

Pues sí, sería bueno que así sucediera en este mundo lleno de siglas y abreviaturas, en mi caso ya ni entiendo los mensajes de mi hijo... y luego el se "raya"...
¿Cómo no entendiste lo que te puse? jajaja...
Mmmm por escribir tan extenso me perdí el descorche. Saludos.

Max Estrella dijo...

Gracias por la visita RosaMaria, nos vemos pronto por su blog y le ruego que regrese cuando quiera