21 octubre 2011

Para Javier

Aunque los agoreros de siempre traten de tiznar nuestra moderada alegría, hoy es un día de esperanza, el final del terrorismo, de asesinatos sin sentido y de dolor, mucho dolor, puede haber acabado para siempre. No podemos sino alegrarnos y estar expectantes. Que se cumpla. La esperanza y la ilusión la ponemos el resto, me encantará poder decir a mi hijo que intentamos dejarle un mundo mejor y contarle que ETA es una cosa que está en el más recóndito rincón de los olvidos. Y suena...

3 comentarios:

Goathemala dijo...

Seguimos alineados pues pensé esta mañana la gran noticia que será para los niños del futuro que tengan que buscar qué era ETA en las Wikipedias o en los libros, que no crezcan marcados por la sórdida chuleria de esos matones. Aún siendo cauto estoy optimista, es un gran día.

Abrazos.

Ruth dijo...

¡Ay, qué canción más chula has elegido para un día genial!

Max Estrella dijo...

Como dice amigo Goathemala,con todas las cautelas y la esperanza...
Me alegro Ruth de que te guste...imagino que allí la noticia se tiene que estar viviendo de una manera muy especial...
Gracias a los dos por la visita