16 octubre 2006

León

Un paseo por la calle Ancha o Zapatería, o por la calle Regidores o por tantas otras que rodean, envuelven y acarician las viejas piedras de una de las joyas del gótico europeo. Tomar unos vinos por el Barrio Húmedo en el que "las calles giran a la derecha siempre" según nos explica un señor contento de que visitemos su ciudad. El palacio de los Guzmanes, La Casa Botines, La Catedral, San Marcos y San Isidoro, la muralla donde termina "El entierro de Genarín", el Musac y la visita a alguna librería de lance o la feria del libro antiguo y de ocasión. El puente del Pilar lo hemos pasado en León. La ciudad es preciosa, sus calles y plazas nos remontan a la época medieval y a la reconquista a las cortes principescas, pero también a principio de siglo XX, a un renacimiento modernista, literario de café y volutas de pipa que rasgan el papel con su lettera inglesa.
Lo mejor de todo, el principio del resto de nuestras vidas, pero eso es para otra postal.

3 comentarios:

Goathemala dijo...

Cuando visitamos León estacioné mal sin percatarme. Tomamos un café y descubrimos que el auto no estaba. Nervios y llamadas. Finalmente lo recuperamos del depósito municipal, donde lo habían llevado.

Nos obligamos a ver la catedral pero nada fue lo mismo tras el susto.

Como cambian las cosas cuando no se tiene cuidado o suerte.

Volveremos a intentarlo.

Eowin dijo...

Uh suena muy bien , y mas cuando describes que plasmas la amosfera.
Algún día visitare esas tierras del Norte .. que por lo visto merecen la pena.

Tana dijo...

¡Qué bien suena ese viaje de puente del Pilar! :)
¡Que vidrieras las de la catedral! Colorido, luz... hace mucho que estuve y sólo de paso pero, algo es algo ;)
Un bico!!