04 julio 2007

Verba Volant...

En su libro "Principio Liberatorio de la Energía. Un Análisis Histórico", el doctor Ekhart Orlsen sostiene que aún no disponemos de la tecnología necesaria. Explica que todas las conversaciones que han tenido lugar en el mundo quedan allí para los restos, para siempre. De modo que, cuando uno va, por ejemplo, por el casco antiguo de una ciudad, con los aparatos necesarios podría escuchar conversaciones que hubieran tenido lugar, sin ir más lejos, en el siglo XVIII en ese mismo sitio. Todas, sin excepción, las conversaciones habidas en esas calles o casas o palacios podrían ser escuchadas ahora sin problemas.Dichas conversaciones aclararían numerosos enigmas históricos. "¿Se imaginan (se pregunta el libro) conocer de primera mano y de su propia voz, las razones que llevaron a Napoleón a invadir Rusia?". Eso y miles y miles de acontecimientos históricos que habrían de ser reescritos, dando un vuelco a la Historia. El único problema, si bien importante, supondría clasificar y clarificar ese ingente volumen de palabras, de conversaciones, de tantas y tantas gentes que pensaban que lo que dicen no tiene importancia ninguna y que las palabras se las lleva el viento.

7 comentarios:

Luz dijo...

Muy interesante la teoría, me suena a ciencia-ficción... tengo alguien en casa que no se pierde ningún capitulo de ese “garabis garabas” como le llamo yo aunque tengo que aceptar que algunas de las predicciones tecnológicas que vimos “el siglo pasado” en Stark Trek se han cumplido, y que a muchos de los inventos de épocas remotas se les califico como actos de brujería.

Tendría que haber filtros muy potentes que pudiesen aislar e identificar tonos de vos de tal manera que fuera posible oír una conversación a la vez, de otra manera seria tal el bullicio que aunque fuera posible oír voces de otros tiempos no podríamos distinguir quien dijo que o al menos distinguir idiomas... toda una torre de babel.
Has picado mi curiosidad Max :) tendré que buscar mas acerca del libro, aunque por ahora google no me dio resultado alguno.

Besos

Ruth dijo...

Uy, qué miedo, pero a la vez qué bonito. Ahora me voy a cuidar muy mucho de las palabras que salen de mi boca (dios mío, cuántas tonterías habré podido decir a lo largo de mi vida que podrán ser escuchadas en un par de siglos...).

A moonclad reflection dijo...

Interesante teoria...pero todo se transforma..nada queda...al menos...asi creo yo,..un abrazo

Max Estrella dijo...

Carísima Luz,no busque el libro ni el autor que no pertenecen sino al género de imaginación,me lo inventé.Aunque quizá alguien haya escrito sobre este o algún tema parecido,por ahí es por donde puede investigar.besos y gracias por pasarte.
Sería curioso,Ruth asistir a la Historia o a nuestra propia historia en primera persona,pues muchas veces no lo hacemos.Besos
A Moonclad,no se si todo queda,todo pasa o se transforma...es complicado el mundo,no??
saludos

Gonzalo dijo...

Veo que es lo que sucede qa diario en política

Goathemala dijo...

La energía ni se crea ni se destruye. Nada más que se transforma. Simplemente intuir que puede atraparse y reinterpretarse es algo revolucionario.

El mensaje original de Cristo, las palabras del libro nunca escrito por Sócrates, todo lo que esconden los alfeñiques de las guerras.

Una puerta fascinante amigo.

Muy chulo el diseño.

Lludria dijo...

Imagínate si lo has hecho bien, que ya todos andábamos a la búsqueda del libro ^^ el libro inventado. Miedo me da que mis palabras se puedan quedar por ahí pululando durante siglos, aunque peor sería que se supieran las que me callo ;)
Besote, Max!!!