16 febrero 2009

Dos días después

Para hacer un tópico de un no-tópico, me salto San Valentín para conmemorarlo después.
Para ELLA, porque sí.

AYER TE BESÉ EN LOS LABIOS...
Ayer te besé en los labios.
Te besé en los labios. Densos,
rojos. Fue un beso tan corto,
que duró más que un relámpago,
que un milagro, más. El tiempo
después de dártelo no lo quise para nada ya,
para nada
lo había querido antes.
Se empezó, se acabó en él.
Hoy estoy besando un beso;
estoy solo con mis labios.
Los pongo
no en tu boca, no, ya no...
-¿Adónde se me ha escapado?-.
Los pongo en el beso que te di ayer, en las bocas juntas
del beso que se besaron.
Y dura este beso más
que el silencio, que la luz.
Porque ya no es una carne
ni una boca lo que beso,
que se escapa, que me huye.
No.
Te estoy besando más lejos.
(Pedro Salinas)

3 comentarios:

Goathemala dijo...

Precioso. Lo desconocía.

Abrazos.

Mónica dijo...

Te perdono porque no lo has puesto el día 14. Es que me produce un cierto sarpullido y no sé por qué me recuerda exclusivamente El Corte Inglés e Interflora...

Pero como siempre no sólo lo has arreglado, si no que gracias por el regalo de semejante poema. Qué maravilla.

Un abrazo

principe mendigo dijo...

Bonia manera de describir un beso... ojalá todos pudiésemos sentir esas sensaciones cada vez que besamos, pues eso sería amor.

Un abrazo amigo, recuperate pronto.