12 febrero 2009

Perder el Tiempo

Estás mirando por la ventana, mientras el sol juguetea con tus ojos, tornasol azul o verde o color miel. Fuera no pasa nada. El medio día es la hora en la que el mundo no se mueve, deja de girar y con él, todos los pequeños humanitos que lo pueblan. Tu mirada distraída busca en el azulete del cielo de invierno, alcanzar algún pensamiento que esta mañana voló. El tic-tac del reloj de la cocina quiebra, susurrante, el silencio. Te dedicas a sonreir y a mirar y, sin decir palabra te giras y sales....leves tus pasos, dejan un vacío perfumado...

6 comentarios:

Eowin dijo...

Otro escenarío perfecto..con sus testuras y sus matices..

gracias por compartir con notros estas "perlicas" literarías.

Besos

Goathemala dijo...

Subyuga el escenario. Me trae una tibieza primaveral.

Abrazos.

MABANA dijo...

Que ricura de letras, me imagine el escenario y como supongo a esa personita tan importante para ti...

Bellos pensamientos, eso si que si...

saludisimos

Lludria dijo...

Precioso, tan dulce..!Y ese sol de invierno que juega en los ojos :)
Besotes.

Susy dijo...

Te ha salido genial, Max, esa descripción de ese momento del día.

Un besito.

Yahuan dijo...

Y el verano se adelanta, se aproxima