09 junio 2009

Ineludible

Hay una cita que se está convirtiendo en ineludible y maravillosa rutina; la de visitar a Carmen, César y Candela (desde este año) en su primavera matritense, haciéndola coincidir con la Feria del Libro. Fue un auténtico placer, otra vez. Paseo por el Retiro, casetas, bullicio, autores de los que (perdón por la ignorancia) no conozco a muchos y, sobre todas las cosas, libros, libros y más libros. Miles de páginas, letra impresa, olor a tinta nueva. Ana me permite todos estos caprichos. En esta ocasión y en la recámara ya:
  • Recuerdos Inventados de Enrique Vila-Matas (Compactos Anagrama)
  • Los Detectives Salvajes de Roberto Bolaño (Compactos Anagrama)
  • Botchan de Natsume Soseki (Impedimenta)
  • Submáquina de Esther García Llovet (Colección Púrpura de Editorial Salto de Página)

Este último es apuesta personal, pero promete mucho. Ya les contaré.

3 comentarios:

Lludria dijo...

Eso eso, ya nos puede usted ir contando! Qué caprichos más buenos, caray! ;) A disfrutarlos! Un besazo, Max!

Leticia Zárate dijo...

Hola. En realidad, aunque me apene decirlo, no recuerdo si ya había visitado tu blog, pero lo tengo entre mis links y aquí estoy con grata sorpresa porque me ha gustado mucho la forma en que escribes, lo que sea que escribas(lo digo porque encontré relatos pero igual otras cosillas).
Por tanto me agradará mucho regresar por aquí en otra ocasión y mientras tanto te dejo un saludo afectuoso desde Mérida, Yucatán, México.

Sara dijo...

Tienes razón. La Feria del libro de Madrid es una gozada. La echo de menos.
Besicos.