29 enero 2015

Este Jueves, Relato: Caso Nisman

Si en este momento está usted leyendo es porque, seguramente, yo andaré ya muerto. Así que usted, amable lector, ándese también con cuidado y no dé a conocer, de momento, ni el contenido de esta carta, ni el del cd que le acompaño con todas las pruebas de la investigación que he ido reuniendo a lo largo de los últimos meses. Todas apuntan hacía la señora X, o señora Rosada, si estuviéramos en un film de Tarantino. Ya sabe que esta señora y sus perros de presa del servicio de inteligencia no son muy dados a dejar que nadie cuente nada, así que de saberse todo, ya le andarán buscando. No crea, no confíe. En todo caso, cierta tranquilidad le puede dar saber que he remitido copias a algunos colegas suyos también y a alguna organización internacional para que sepan, investiguen y juzguen a todos los culpables. Si me voy, lo haré con la conciencia tranquila y pudiendo dormir por las noches, algo que no creo que puedan decir los que me habrán asesinado. También se acabarán el mirar todos los días debajo del coche y andar con mil ojos por la calle, darle un beso a mi hija sabiendo que puede ser el último que le haya de dar, las despedidas de mi esposa todas las mañanas entre lágrimas ante un futuro negro. Lo siento por ellas y por el país. Solo un ruego, cuide el material y que el miedo no le impida sacarlo. Elija usted el momento.
Sin más, me despido. Salud y Justicia.
Nisman. 


Más donde Gustavo




6 comentarios:

Juan L. Trujillo dijo...

Hay tan poca ficción en este relato, que hasta es posible que algún día alguien se atreva a sacar es carta y el CD a la luz.
Real y brillante.
Enhorabuena.
Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Si ha sido así, seguro que hace buena cuenta de él, y ayuda al pobre Nisman a reparar su muerte, ¿Po qué no?
Un abrazo

Juan Carlos dijo...

Muy buena idea que, porqué no, es probable que haya ocurrido algo así y que ese material esté en manos de personas y organizaciones, alguna muy poderosa. Tal vez.
Un abrazo.

Mamaceci dijo...

Querido N: es un honor que me haya elegido junto a tanta gente importante y organizaciones internacionales para ser poseedor de tamaña documentación..aunque es un honor que de momento me gustaría declinar...

Excelente tu toque de policial negro.
Saludos Max

Charo dijo...

La verdad es que no estoy muy enterada del tema y por eso no he participado esta semana, pero desde luego el relato tiene verosimilitud y realismo y refleja la angustia de una persona que sabe que su vida tiene los días contados.
Un beso

Pepe dijo...

Tal vez no estés muy lejos de la verdad cuando afirmas que alguien más puede tener las pruebas que Alberto Nisman guardaba celosamente. Ojalá sea valiente y no le tiemble el pulso para sacarlas a la luz.
Un abrazo.