01 abril 2007

Mismo día, otra victoria

"En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejercito rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra, ha terminado. Dado en Burgos el día 1º de Abril de 1.939, año de la victoria". Eso decía la radio, pero ella no se lo creyó hasta que asomaron por el final del carril Antonio y Pepe, los dos guardias civiles, para confirmar la noticia. "Es que la radio echa muchos embustes, ¿sabe usté?". Ella lo comparaba con aquel día que oyó que había unos aparatos en los que volaban los hombres. Tiempo tuvo de comprobar que eso era cierto, agachada en las cunetas, durante los bombardeos; para eso que no los hubieran inventado, la verdad. La desmovilización traería a su marido. Planchado y almidonado el uniforme ya para siempre en el armario. La niña crecería en paz, bajo los paternales auspicios de ese señor tan amable vestido de militar, que tantos desvelos estaba teniendo por salvarnos del yugo de la barbarie. Eso decían los periódicos. A ella, con poder ordeñar la cabra todos los días para darle de beber a esos ojazos morenos que la miraban desde la cuna, le sobraba para vivir.

12 comentarios:

A moonclad reflection dijo...

La Paz es algo tan necesario como la valentia para hacer q exista..."Si vis pacem para bellum"..saludos, excelente post

Goathemala dijo...

Cautivo, desarmado...que adjetivos usaron ¿verdad? Me gusta como traes aquel episodio terrible y aprovechas una magnífica excusa para escaparte por los márgenes. Bien sabes, amigo, que miles y miles de españoles hicieron lo mismo. Atendieron sus deberes y buscaron excusas domésticas hasta que el tiempo pasara y restara fuerzas al dictador.

Abrazos.

Mónica dijo...

Precioso. Entrañable que nos muestres la guerra desde los ojos de esta mujer. Desde los ojos de una persona más, de una visión tan anónima como humana. No desde el extremo (cualquiera de los dos) que es como siempre se suele plasmar esta barbarie. Genial Max, te has superado.
Besos

MentesSueltas dijo...

Hermoso y profundo, gracias por compartirlo.

MentesSueltas

Max Estrella dijo...

Hola a todos...la verdad es que conozco a una persona muy cercana que cumple años en ese día...
A moonclad,estoy de acuerdo contigo y con ese famoso adagio que citas siempre que lo planteemos como dar la batalla,porque en la actualidad se entiende en el sentido más literal de que no hay otra manera de conseguir la paz que por la guerra,preventiva o no.
Goathemala,el castellano es un idioma muy rico y expresivo,dese cuenta si no como tras los propios adjetivos se vislumbra un tono imperativo y belicista.
Mónica,me alegro que te haya gustado,me alegra un montón,de verdad,de la buena...gracias por los minutillos que me dedicas como lectora,desde siempre.
Mentes sueltas,bienvenida de nuevo por estos lares,me alegra sobremanera su vuelta...queda pendiente una visita por su casita
Gracias a todos y saludos

Antonia Romero dijo...

Para algunos aquello no fue el final, sino el principio. El principio del rencor y el odio... Sin embargo, comprendo a esa mujer, podría ser yo misma.

Me ha gustado.

Un saludo.

Tanhäuser dijo...

Es que las guerras, amigo mío, siempre las ganan los mismos. Da igual cuál sea su bandera. Por suerte siempre habrá gente que, en paz, siga mirando los ojos negros de aquella cuna.
Emocionante, amigo mío.

Luz dijo...

“Solo le pido a Dios
Que la guerra no me sea indiferente,
Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente.”

Precioso relato Max, tienes ese don de hacer que me ponga en medio de tus relatos.
Estoy totalmente de acuerdo con moonclad, para que haya paz es necesario mucha valentía y que se nos dé un pepino lo que pasa a nuestro alrededor, es un poco aburrido lo acepto pero muy necesario.

Abrazos :)

Adrià dijo...

Hay! Max tu relato es perfecto y nos muestras un punto de vista sencillo y seguramente muy real, pero la única pena es que las muertes no terminaron el 1 de abril, siguieron durante muchos años.

Sorry por el color gris, no me gustaría empañar tu relato que brilla solo.

Los pasos que no doy dijo...

Bellísimo post que huele a postguerra y miseria, a desesperanza y a miedo...

Un besito,

A moonclad reflection dijo...

Felices Cuascuas!!! Saludos!

Max Estrella dijo...

gracias Antonia por tu visita,todo un honor.Espero que vuelva.
Tanhäuser,más que ganarlas yo diría que siempre las pierden los mismos...
Luz,nada más que puedo decir gracias por tus amables palabras...ah!y que me encanta que estés entre mis relatos.
Adriá,cada uno comenta lo que quiere y en parte esta postal tiene el gris ese de postguerra,de pan de centeno y ración de a cuartillo con la que se vivió en España durante mucho tiempo.Gracias por venir por aquí.
Los pasos,gracias por la visita.
Gracias de nuevo a todos y espero poder seguir contando con sus visitas