23 enero 2008

El peor día del año

Ayer fue el peor día del año. No es porque para uno fuera malo, sino porque venía avisado en todos los sitios. De hecho, si se fijan, en los calendarios esos que llevan santoral, en el correspondiente al día de ayer, no pone nada, no hay santo, ¿creen que es casualidad o un fallo tipográfico?. No, no sean ingenuos. El año pasado nos pilló por sorpresa y nadie estaba preparado, pero este año habían estado avisando durante días para que la gente se anduviera con cuidado. Suele venir después de la navidad, para mediados de enero.
Hubo accidentes de todo tipo, de los que salen en las noticias, de los graves, de los menos graves y otros de esos que achacamos a la mala suerte sin saber que, únicamente, se debe al día en el que estamos: el peor día del año.
Sin ir más lejos, en el laboratorio en el que trabajo, hubo un momento en el que se fueron las conexiones de los ordenadores y un experimento con el que estábamos se fue al garete; saltaron varios tubos de ensayo y una viscosa materia gris impactó en un armario desde el matriz en el que estaba esperando ser utilizado. Y así, con todo. Al llegar a casa, el microondas no funcionaba y unas extrañas líneas aparecían a cada rato en el televisor. Quizá si lo estudian en un futuro quieran achacarlo a las tormentas solares que hay de vez en cuando, pero tampoco se debe a eso.
Al final del día, casi a media noche, sentí un ligero mareo y me derrumbe como un pelele en la alfombra del salón, no podía luchar contra ese elemento, así hasta que hoy he amanecido. Ya hay santo en el calendario y tengo la sensación, no se si compartida por alguien que conozca este fenómeno de que a partir de ahora el año solo puede mejorar...y para el año que viene espero que avisen con más tiempo para que podamos estar preparados.

3 comentarios:

Eowin dijo...

Yo tuve la misma sensacion .. dios que día mas horroroso fue ayer.

Goathemala dijo...

Tampoco fue bueno el día pero me solazo pensando que, barruntando la primavera, en un profundo hormiguero una hormiga ha movido su antena.

Abrazos.

Max Estrella dijo...

Amigo,la primavera ya se intuye donde,de momento estoy...a los primeros calores,salimos de nuestro letargo...¡qué empiece la vida!