25 enero 2008

Un anillo y Dos Besos

La luz que entra por el rosetón, en franjas blanquecinas, corta la espesa humareda olorosa de incienso que llena toda la estancia....guardo una cola de adultos...
Recuerdo que, hasta esa primera visita que hicimos con el colegio, un obispo había sido algo intangible para mi, alguien inalcanzable, una casta pura y santa a la que un simple mortal no podía tener acceso. Guardamos cola en el salón del trono y, recuerdo que hubo cuchicheos y bisbiseos de todos cuando apareció por una portezuela lateral. El andar calmo, gesto amable y sonrisa beatífica. Fue preguntando uno a uno cómo nos llamábamos y si eramos buenos estudiantes. Nosotros, con gesto prefabricado hacíamos la reverencia y el saludo que habíamos estado ensayando la tarde anterior. Llevaba una gran cruz de plata en el pecho y en el saludo brillaba el anillo de oro que debía ser besado.
El tono de la piel rosado...entonces como ahora...es mi turno, tras guardar la cola religiosa y escrupulosamente, me he acercado y he vuelto a besar el anillo que resalta en las manos juntas sobre el pecho... el obispo es de nuevo, intangible, ascético, inalcanzable...

4 comentarios:

hera dijo...

La iglesia y su poder en forma de rituales, por ahí tengo un post que tb refiere a esos recuerdos que definen, olores, espacios. Te sigo leyendo.....Un saludo

Eowin dijo...

Este post es intemporal podo ser de hace 100 años o da ayer mismo.. lo que me lleva pensar que tal vez la Iglesia debia dejarse resfriar por nuevos aíres de apertura y acercamiento a los fieles.
Por cierto me encanta la atmosfera.. como siempre..

Besos

Goathemala dijo...

Lei la entrada el fin de semana pero no pude comentar. Recuerdo que me levantó una sonrisa porque parece escrito para mí. Tuve esas mismas sensaciones cuando el obispo visitó nuestro pueblo y yo era un niño de siete años. Lo plantearon como si viniera Dios en persona, con unos rituales tremendos. Suspendieron las clases y todo el pueblo fue a una misa especial de agasajo al señor obispo. Ahí me sucedió una anécdota que prefiero contarle en primera persona cuando sea posible.

Abrazos.

Max Estrella dijo...

Gracias por la visita,Hera, le debo una a su blog...hay instituciones que van por detrás de los avances sociales y son muy dados a rituales...
Amiga Eowin...me resulta curioso que hable de apertura justo ahora que han elegido a un español como general de los jesuitas,la rama más "progresista" de la Iglesia...gracias por pasarse
Amigo Goathemala,a mi padre le hicieron ir a ver la capilla ardiente de un obispo fallecido en Murcia y obligáronle a besar el anillo del difunto...
En breve tendremos oportunidad de reunirnos,lo estoy deseando,su amistad es siempre grata.un fuerte abrazo