27 agosto 2009

Historial

La causa de su muerte la determinaría la autopsia, si bien ya se podía decir que no había signos de violencia. Igual le tocó Dios y como no controla su infinita fuerza, comentó un agente que revolvía entre los papeles de su mesa. Por el caos parecería que hubo ladrones y que buscaban algo. Ella, que lo conocía bien, sabía que ese era el estado natural de su mesa y de su vida, el caos, ahora que ella comenzaba a acostumbrarse a ese caos, va este y se nos muere; pero eso lo diría seguro al llegar a casa, que ahora estaba en el súper.
Repasaron lo que había en la cocina, lo que podría haber comido y nada hacía sospechar. En la basura, un bote vacio de gazpacho (no reciclaba el muy antiecológico), un yogurt de marca blanca (a pesar o por la crisis); la bolsa del pan llena, las macetas recien regadas; el ordenador encendido, nada extraño en el correo electrónico:chistes, un video guarro de desconocida procedencia y un mensajito de amor de su amada. Si fuera por el historial de navegación, nadie podría adivinar ni lo que estaba viendo, buscando o leyendo: wikipedia, información sobre la Paz de Westfalia, sobre Münster, sobre el origen de la razón de estado como principio de actuación en el ámbito internacional y sus consecuencias como injerencia en lo jurídico de lo político, una página sobre manicura francesa en las uñas de los pies, y otra de recetas...
Ale, llamen a su señoría, que venga, lo levante y aquí paz y después, gloria, que no están los calores ni los cerebros como para andar investigando misterios, comentó el sargento.
En la calle, el solano quemaba cuanto rozaba a su paso y, en la hora queda del mediodía, gatos y personas corrían a refugiarse a la sombra más fresca.

5 comentarios:

Lludria dijo...

Y eso somos todos... un cúmulo de detalles: lo reciclado y lo que no, el sobrante, las macetas en la terraza, la selección de quesos en el frigorífico y los blancos, tintos y cavas en el botellero... ¿Qué se encontrarían los que vinieran a investigar si de repente "la fuerza de Dios" me alcanzara?
No sé si soy yo pero... me he quedado con ganas de saber el resultado de la autopsia ^^
Besos cariñosos de jueves tarde

Goathemala dijo...

Qué bueno, así que la investigación se detuvo por la calorina. No me extraña, debería estar prohibido morirse con el bochorno. Muy bueno, recalco lo de que Dios pudo matarlo. sin el control de su infinita fuerza (debiera tener también infinito control pero de las escrituras eso no se deduce).

Un abrazo.

Los pasos que no doy dijo...

Genial la descripción del caos de la mesa... y las tontas elucubraciones que hacen los que no le conocen.

O a lo mejor sí que es verdad que fue Dios... ya se sabe que los calores le ponen a uno el cuerpo muy raro ;)

Un besito (y una sonrisa)

Sara dijo...

Un relato estupendo.
Besicos.

Max Estrella dijo...

Gracias a todos por sus amables comentarios...
Lludria,quizá desvele el resultado de la autopsia en próximas entregas.Besos
¿Cómo lleva los calores,amigo Goathemala?Espero que bien...nos debemos visitas y fotos...un fuerte abrazo.
Me alegro que le haya gustado Los Pasos...como siempre es un placer su visita. Besos
Me alegro de su visita,Sara y de que te haya gustado...espero que siga pasando por este rincón..besos