16 octubre 2020

Este Jueves, Relato: Hay un dios en mi sandwich

 Esta semana nos invita Roxana a hablar sobre dioses en la convocatoria semanal. Ahí va mi relato de la semana. 

Dios huele a vinazo. Los ojos cada vez más achinados bajo el triángulo ese con el que a veces lo representan. Ya no se le entiende al hablar. Parece que la lengua no le cabe en la boca como cuando a un perro le pica una avispa en el hocico.

   ¡A tomar por culo!  Treinta y una. Por hoy ya está bien. — dice el príncipe de las tinieblas. Y arroja los naipes sobre la mesa de madera.

Le dice que no se preocupe por lo que oiga esta semana desde su mundo. No diré nada de que volviste a perder. En realidad el viejo llevaba mucho tiempo sin ganar, pero seguía insistiendo. Todos los días en la taberna y una vez por semana en la partida. A partir de las seis, el tabernero ya no le servía más vino y cuando no había parroquiano al que arrimar la brasa, se acodaba en una de las mesas del fondo y se quedaba amodorrado allí hasta la hora de cerrar.

Todos estaban de acuerdo en que había que hacer algo, pero el mal carácter del viejo cuando se enfadaba iba retrasando siempre los planes y las decisiones.

El demonio ya estaba cansado de ganarle partidas y devorar destinos. Aspiraba a algo distinto. Quizá fuera el candidato perfecto. Quizás no hubiera otro.

Se tendría que buscar un lugar para el retiro del viejo desde el que no interfiriera. Nadie había pensado en ello, ni siquiera dios cuando joven y vigoroso creía dominar el destino de todo.

Habría que inventar algún tipo de paraíso, o infierno, lo que fuera pero en el que estuviera bien cuidado y atendido (por alguien que lo aguante, añadiría el demonio) ¿Dónde se retiran los dioses cuando están viejos y cansados?


13 comentarios:

Ginebra Blonde dijo...

Mucho peso sobre sus endiosadas espaldas… También tienen derecho a un lugar donde encontrar paz y tranquilidad 😏

Buenísimo. Reconozco que con lo del perro y la picadura ya me ha dado la risa (sé bien de sus efectos) 😁
Genial tu relato, Max. Me ha encantado...

Abrazos, y feliz finde.

el oso dijo...

Bueno, me trajo a la mente una canción que cantaba Baglietto: "Dios y el diablo en el taller", dioses cansados, aburridos y hasta decrépitos abundan por todos los paraísos.
Buenísimo
Abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que buena pregunta.
Y eso explicaría mucho, mejor que los teologos.
Y que andar de dios único tiene sus desventajas. No se cuenta con la compañía de una diosa, para evitar que se crea en el politeismo.
Bien contado.

M dijo...

Y es que ser omnipotente tiene unas responsabilidades que se agarran a la espalda y no hay fisio que las quite...
Que buenísimo relato!
Besoss

Campirela_ dijo...

Ese dios un poco malhumorado ,su hubiera encontrado un contricante que jugara mejor al mus, quizás estaría más agradable. Demasiada responsabilidad para un solo dios jja. Un abrazo .

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Pobre viejo...con lo que le ha tocado lidiar!...

Cecy dijo...

Pobre ya ni lo respetan.
No se donde irán los Dioses,
pero siempre hay algún escritor le da un espacio mas divertido.
jeje

Me encanta tu relato.

Un abrazo :)

Gabiliante dijo...

Debe estar hasta los cojones de los súbditos con los que le ha tocado lidiar. No me extraña que se haya tirado al vicio.
Saludosss Max

Myriam dijo...

Jaja una Casa de Retiro para Dioses jubilados no estaría mal. Y para Dioses cansados que necesitan recauchutaje yo le pondría un spa, salas de Cine, una Opera, un Teatro de Comedias, una bibliteca, una sala para patinaje artístico, uba escuela de pintura, una sala de artes marciales y una piscina olímpica. Y por supuesto, bar y restaurante que no falten.

Un abrazo, Max

Tracy dijo...

Un relato original y que a mí me ha trasladado a la actualidad si no de los dioses, sí de los reyes, esos que tienen el calificativo de "eméritos" y que no sé si su principal vicio es el de las faldas, cada cual se divierte con lo que puede.
Un abrazo

María Storm dijo...

También los Dioses deberían jubilarse.

Un placer leerte.

Besos.

Albada Dos dijo...

Tantas responsabilidades han de ser difíciles de sobrellevar :-)

Un abrazo

RECOMENZAR dijo...

No entiendo eso de escribir en grupos cosas sn sentido
La pandemia de los lios
un abrazo